Lo más seguro es que en alguna ocasión hayas escuchado la palabra micropigmentación. Pero, ¿Sabes qué es y en qué consiste? Pues bien, en este sitio de Barcelona podrás encontrar algunas respuestas. Por lo pronto, podemos decir que la micropigmentación sirve para embellecer, equilibrar y corregir los rasgos faciales, daños producidos por tratamientos médicos o defectos estéticos genéticos.

Técnicamente hablando es un maquillaje semipermanente para la piel. Por ejemplo, hay tratamientos de micropigmentación que permiten a las mujeres olvidarse durante un tiempo de maquillarse para ir a trabajar, cenar o a una fiesta. También puede camuflar las cicatrices y quemaduras, y reconstruir las areolas mamarias.
En pocas palabras, es una práctica innovadora que ayuda a muchísimas mujeres a sentirse mejor consigo mismas.

¿Cómo se realiza la micropigmentación?

Muchas mujeres temen utilizar este maquillaje semipermanente por esas leyendas urbanas que han surgido para desacreditar a esta técnica, alegando que el proceso es doloroso. ¿Por qué? La micropigmentación se hace depositando pigmentos en la zona que se desea pigmentar con la ayuda de una aguja. Pero te podemos asegurar que no duele.
Sí, es cierto que hay zonas más sensibles que las cejas, como los labios y los ojos, pero los centros especializados en esta técnica cuentan con todas las herramientas necesarias para llevarla a cabo, incluyendo una crema anestésica para reducir al máximo las molestias.

No hay micropigmentación sin pruebas médicas

Además, antes de practicarse la micropigmentación, las mujeres deben conocer más detalles, como las pruebas médicas a la cual deben someterse, para determinar si son alérgicas a alguna sustancia aplicable durante el tratamiento. También estudian su rostro y les hacen un maquillaje no permanente para hallar el color perfecto para su piel, labios, cejas y ojos.

Zonas que se pueden micropigmentar

Estéticamente hablando, las zonas a micropigmentar o a maquillar de forma permanente o semipermanente son los labios, los ojos y las cejas.
Por ejemplo, la micropigmentación en las cejas realza la mirada. Eso sí, para hacerlo, hay que rellenar con micropigmentos los pequeños huecos que hay entre pelo y pelo, de forma que se vea lo más fresca y natural posible.

Duración de la micropigmentación

Depende mucho de las técnicas y las tintas que se utilicen. Hay que recordar que existen dos tipos de micropigmentación: la estética, para estar más guapa y la clínica, para tratamientos oncológicos, vitíligo, calvicie, cicatrices y quemaduras. No obstante, su duración varía entre uno y tres años, aunque durante ese tiempo te tendrás que hacer algunos retoques más.