Cirugía estética San Sebastián
Cuando se habla de cirugía estética y plástica rápidamente vienen a nuestra mente los famosos, el glamour de Hollywood o del papel couché. Pero la cirugía estética y plástica es algo más que caras conocidas y  frivolidad. Detrás de todas y cada una de las operaciones hay una historia detrás, una historia que queda detrás de la mesa, en la consulta del cirujano, una historia retratada en las fotos necesarias para dar el paso a la operación.
A pesar de que las razones que llevan a alguien a pasar por quirófano son personales; encontrarse al otro lado de la mesa a un profesional como el cirujano Pedro Cormenzana que tiene su clínica de cirugía estética en San Sebastián da tranquilidad y es que la experiencia le avala.
Hablar de cirugía estética San Sebastián es hablar de Pedro Cormenzana, un profesional que tiene a sus espaldas más de 25 años de profesión y ha realizado miles de operaciones.
Para quien acude a la consulta es muy importante la “profesionalidad, la cercanía, las expectativas realistas y la garantía en los tratamientos que se ofrecen”.
Aunque la clínica de San Sebastián se hacen todo tipo de intervenciones tanto a nivel corporal como facial, y adaptadas a todo tipo de edades, en los últimos años las técnicas menos invasivas han atraído a un gran número de personas. Además la experiencia acumulada de Pedro Cormenzana ha permitido desarrollar técnicas más precisas y sofisticadas con las que se logran resultados más predecibles y naturales. 

Avances en la cirugía estética

Uno de los campos en donde se han dado más avances es en el de aumento de pecho, una de las intervenciones más demandadas (junto con la de reducción). En la actualidad, los implantes mamarios ofrecen gran seguridad y una larga duración (hasta 3 décadas). Además, al tener un gel de alta cohesividad en caso de rotura no hay riesgos de que el producto migre. Otro de los avances en este campo ha sido en la estética de los implantes, cada vez más naturales. Y de hecho, en la consulta de Pedro Cormenzana, ya más de un 95% de los pacientes solicitan los implantes anatómicos. 
A nivel facial, los avances más importantes atienden a materiales y sustancias de inyección como el botox o toxina botulínica y los rellenos de ácido hialurónico y otros parecidos como la policaprolactona o la hidroxiapatita.

Introducción del láser

La tendencia hacia técnicas cada vez menos agresivas es posible en el caso del rejuvenecimiento facial gracias a la introducción del láser para intervenciones como la blefaroplastia (operación de párpados), lo que permite conseguir más precisión y un postoperatorio leve, sin hematomas y sin dolor. 
Además, el Dr. Pedro Cormenzana explica que los tratamientos no quirúrgicos en la región facial “permiten retardar considerablemente la necesidad de realizar liftings, sobre todo las personas que comienzan a tratarse en la cuarta década” ya que “son preventivos de la flacidez y de las arrugas”. 

Hilos tensores

En el campo del rejuvencimiento facial otra de las técnicas que está más a la vanguardia son los hilos tensores que permite corregir la flacidez moderada y evitar o retrasar un cirugía y la utilización de factores de crecimiento con plasma rico en proteínas de la propia persona que permite regenerar el colágeno natural de la piel (bioestimulación). 
A nivel corporal,  las técnicas de abdominoplastia, abdominoflancoplastia, cruroplastia (lifting de piernas) y braquioplastia (lifting de brazos) se han refinado y se busca mejorar la ubicación y calidad de las cicatrices. 
Finalmente, otra de las operaciones estrella es la rinoplastia, una técnica que se ha mejorado de forma espectacular gracias a la técnica abierta. Tanto es así que, en la actualidad, se puede hacer literalmente una nariz nueva tallando y esculpiendo cada estructura.
También es posible mejorar cualquier anomalía en la orejas (orejas de soplillo, por ejemplo) con las técnicas de otoplastia.

En definitiva, cirugía estética San Sebastián, lo más recomendado según tu edad.