Categoría: Power Shine

Maquillaje ahumado para San Valentín

Y aquí va mi tercer post de San Valentín tal y como os prometí, un maquillaje ahumado para el día y la noche. 

Debo de reconocer que no estoy contenta con el resultado debido a la calidad de la imagen. La cámara “patata” que tengo no me ha permitido enseñaros exactamente cómo está aplicada la sombra (espero que en breve esta situación cambie, síííííí, voy a comprarme una cámara, ya os contaré).

Pero bueno, basta de disculpas y ¡al grano! La propuesta de maquillaje es un ahumado en tonos topo y negro. Para ello he combinado tres sombras, una color beige (para debajo de la ceja), otra topo irisada en crema (para el párpado móvil) y una tercera, para marcar la banana, en negro. Y por supuesto, delineador negro, arriba y abajo. 

En cuanto a los labios, generalmente utilizo colores nude y de hecho, mi primera propuesta es con una barra clarita. Personalmente, suelo marcar los ojos en detrimento de los labios.

En esta ocasión, al ver las fotos con los labios nude me dio la sensación de que faltaba algo, como si me hubiera olvidado de los labios, así que saqué de barra roja y aquí os dejo también el resultado.

¿Con qué look os quedáis? ¿Nude o rojo?

Los productos utilizados (todos ellos de Oriflame,¡me encantan!) son los siguientes. Bueno, las velitas con olor son de Ikea 😉


Aquí con más detalle, podemos ver:

– Corrector tricromo (utilicé el verde para las rojeces y el beige para el resto de imperfecciones)

– Prebase Very Me para unificar el rostro.

– Maquillaje Iluminador The One,tono Fair Nude.

– Corrector iluminador The One

– Crema universal, la apliqué en los labios antes del color para hidratarlos ya que se me suelen resecar mucho. 

– Barra de labios nude de Oriflame Beauty

– De la paleta de sombras Pure Colour (Sand & Green) utilicé el primer y último tono de la columna izquierda.

– Debajo de la paleta, está la sombra en crema color topo (Velvet Blaze). Ya os enseñaré cómo queda con cámara nueva porque es ¡¡¡una pasada!!! Además aguanta muchísimo, no forma pliegues y tiene un color tan bonito… Ains, ¡me encanta esta sombra! No se nota nada, ¿verdad?

– Barra de labios roja Power Shine


– Perfilador negro con punta retráctil. Lo utilicé para la waterline arriba y abajo logrando agrandar el ojo. 


– Eye liner líquido Wonder Line (me encanta este eyeliner, dura muchísimo, es superpigmentante y muy fácil de aplicar)


– Rizador de pestañas.

– Máscara de pestañas 2FX  (tiene dos gupillones, o mejor dicho, uno que dependiendo de la posición coge más o menos cantidad de producto. Esto permite engrosar las pestañas y alargarlas)

– Kit de sombras para cejas (en mi caso utilicé el color más oscuro y lo fijé con la cera)

– Polvos compactos iluminadores The One (Light)

– Colorete iluminador The One (uno de los tonos permite dar más luz al rostro mientras que el otro le da un color saludable a las mejillas)

– Perlas de sol de Giordani Gold (Natural Bronze) para darle un toque de sol a la cara. 

– Polvos de sol (terracota) para contornear muy sutilmente.

Encantada de leer vuestros comentarios, contestar vuestras preguntas, de que compartáis… y sobre todo, ¡¡¡Feliz San Valentín!!! 🙂

Cómo afilar los lápices gorditos de Oriflame

Han sido varias las personas que me han preguntado cómo se afilan los lápices de labios Power Shine o los Impact de Oriflame; sí, esos que son más gorditos que los habituales y que parecen de plástico.

Pues hoy vamos a hablar de ello para que todo el mundo se sienta libre de comprar el lápiz que quiera y que no ande agobiada pensando en que le va a durar hasta que de desgaste la punta.

Yo había comprado el Power Shine Golden Gloss* consciente de que se afilaba con un sacapuntas de los que tienen dos diámetros. Pero, evidentemente, una cosa es pensarlo y otra probarlo. Así que de probarlo vamos a tratar.
Como mi afila ya estaba viejito y lo había jubilado compré este doble de la línea Very Me que vale para los lápices normales y los de mayor diámetro. Además, viene con tapa para que no se caigan las virutillas y con un pequeño pinchito, justo encima de donde tiene los agujeros, para poder limpiar fácilmente los restos de lápiz que siempre se quedan pegados a las cuchillas y a los tornillos.

Como podéis ver, el lápiz entra perfectamente y gira y afila sin ningún problema. Eso sí, aguantad la tapa porque la cubierta del lápiz al ser de plástico y no deshacerse como suele pasar con las de madera presiona la tapa y hace que ésta salte de su sitio. Ése es el único inconveniente que le veo. 

Un lápiz de labios supercremoso, hidratante y con sabor a sandía, aparte de que tiene un tono muy bonito y es muy fácil de aplicar.

Regístrate en Oriflame. Comprar en Oriflame