Categoría: maternidad

Productos naturales para tu bebé


Cuando estamos en los últimos meses de embarazo suele aparecer eso que llamamos el síndrome del nido; es decir, una necesidad de querer preparar todo para la llegada del bebé. Y todo es todo. Pintamos la habitación, compramos los muebles, preparamos la cuna, el moisés, la ropita para llevar al hospital, pensamos en cuántos pañales necesitaremos, si usará chupete o no, que no se nos olviden las toallitas, en si tendrá calor o frío… Mil y una preguntas que nos hacemos las mamás cuando estamos esperando a nuestros retoños.

Seguir leyendo

Halloween – Maquillaje fácil para niños, Coco

maquillaje de coco

Es Halloween y hoy toca un maquillaje fácil. En esta ocasión he hecho un maquillaje para los más pequeños, un disfraz de Coco, y de modelo he cogido a mi niña mayor que, por cierto, no paraba de mirarse mientras la maquillaba para luego recrear ella en mí lo mismo (lo podéis ver en mi Instagram) jejeje.
Como veis es muy sencillo de hacer (si el niño no se mueve mucho, claro) y simplemente necesitamos 3 colores: blanco, negro y rojo.
Para recrear esta calavera mexicana de Disney he utilizado pinturas al agua por dos motivos, porque cubren muy bien y porque se eliminan fácilmente con agua lo que está genial para los niños. Estas que utilicé son de la marca Snazaroo y la verdad es que quedé muy contenta con ellas. 
Hay diversos modelos de paletas con diferentes combinaciones de colores, pinceles, esponjas, purpurina y a unos precios muy asequibles. Además vienen con un librito con ideas de “pintacaras”. Os dejo un ejemplo pero hay muchos más.

Pero vamos al meollo de la cuestión. ¿Cómo procedemos a maquillar?

Empezaremos pintando de negro alrededor de los ojos y el triangulito de la nariz. Posteriormente continuaremos con el blanco. Truco: Siempre es mejor pintar en capas finas y repetir la operación una vez que seque, a utilizar una capa más gruesa

Para hacer la boca prolongaremos la línea natural hacia la oreja haciendo rayitas en vertical. En esta parte mi modelo estaba ya deseando terminar para maquillarme a mí y no paraba de moverse, así que el resultado fue un poco tosco.

Por último unos puntitos en rojo debajo de los ojos que quise potenciar con brillitos. Y el toque final lo pone una sudadera roja con capucha y unos vaqueros. Y… ¡ya tenemos a nuestro adorable Coco!

maquillaje de coco fácil



¿Me sigues en las redes sociales?

Lo reconozco. Y pido disculpas. Últimamente he pasado poco por aquí y no será porque no tengo cosas que contar. ¡Bufff! ¡Ya lo creo! Hay un montón de productos nuevos de los que quiero hablar, proyectos en los que estoy inmersa pero… ¡no me llegan las horas!
Al blogueo le tengo que dedicar las horas nocturnas y, últimamente, era sentarme y demandarme la pequeña para comer ¡barra libre toda la noche!, así que no había manera (hoy parece que se alinearon los astros 😉 Y es que después de 11 meses seguimos con lactancia materna. En este post os comento cómo fueron mis inicios con la lactancia y cómo los superé. No me esperaba ni mucho menos llegar a donde estamos ahora pero la vida nos da sorpresas (por cierto, a los 6 meses dejé las pezoneras 😉  Y aunque yo creo que estoy en piloto automático, lo cierto es que estoy cansada porque las noches siguen siendo intensas con por lo menos 3 o 4 despertares.
Pero a lo que iba, que me voy por las ramas. ¿Me sigues en las redes sociales? Te las voy a poner por aquí abajo para que no tengas disculpas.

”facebook” ”twitter” ”instagram”
”pinterest” ”linkedin” ”google+” ”email”

¿Y por qué te digo esto? Pues porque aunque no escriba con tanta asiduidad en el blog continúo publicando en las redes sociales, sobre todo en Instagram y en Facebook. También en Facebook estoy haciendo directos con las novedades del catálogo y alguna cosilla más. Me gustaría hacer todavía más pero no llego a todo. Siento como si todo estuviera a medias, pico de aquí y de allá, hasta el ordenador parece que se confabuló en mi contra porque está lentísimo, se ve que también necesita tiempo para una limpieza a fondo. En fin, la maternidad. No obstante, a pesar del cansancio que trae consigo debo de reconocer que es un lujo poder trabajar desde casa cuidando de las peques, poder ir a la función del cole sin tener que pedir permiso a nadie y al mismo tiempo desarrollarte en el terreno profesional y personal.
Lo reconozco, sería incapaz de estar en casa simplemente dedicándome a la casa y a la maternidad. A pesar del encaje de bolillos que tenemos que hacer las mamás para encajar todo, a mí Oriflame me da la vida (en este post de mi otro blog “Olvídate de los Jefes” hablé de este tipo de negocios multinivel y la maternidad). Oriflame me permite estar en contacto con la gente, tener un aprendizaje continuo y no descolgarme del mundo laboral ya que sigo activa. Eso sí, ahora mismo estoy renunciando a los viajes internacionales gratis que me he ganado (como Amsterdam y a Punta Cana) porque quiero  estar con las peques. Así que en este tiempo solo he viajado a la convención Nacional a Madrid, para mi nombramiento como jefa de distrito. Un viaje inolvidable, por cierto.
¿ Y tú eres mamá? ¿Cómo vives tu conciliación entre la maternidad y la vida laboral?
COMPRAR PRODUCTOS ORIFLAME
 SER DISTRIBUIDORA ORIFLAME

Cómo hacer una chimenea de Navidad (de cartón)

En mi casa el puente de la Constitución es el elegido para poner la decoración navideña. Es una época del año que me encanta y más ahora, con las niñas. Me emociona verlas ir descubriendo todo, ansiosas por la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos, disfrutando de cada detalle… 
Si ya me gustaba la decoración navideña, este año tuve la disculpa perfecta para adelantarla unos días y es que junto con el tradicional árbol que siempre ponemos (y que podéis ver más abajo, customizado por la mayor), este año nos embarcamos en otro proyecto, construir una chimenea navideña.

Aquí os voy a explicar cómo hacer una chimenea de Navidad de cartón y cómo decoramos el árbol este año. 

cómo hacer una chimenea de navidad de cartón

Construir una chimenea de Navidad de cartón no es complicado y nos da mucho juego a la hora de compartir tiempo con nuestros pequeños. Todo lo que sea pintura y pegamento les encanta, así que el éxito estaba asegurado. 
Aunque había visto algún modelo por internet, realmente me parecían demasiado aparatosos y decidí idear la mía propia. Para ello he utilizado los siguientes materiales: 
  • Cajas de cartón (1 caja grande de pañales, 4 cajas de 6 bricks de leche, 3 pequeñas de Oriflame y 1 caja alargada donde me habían venido unos cepillos)
  • Tarjetas de visita antiguas
  • Cinta de doble cara Tesa (la que es de grosor como cinta adhesiva. La compré en una ferretería de barrio)
  • Pintura acrílica roja y pintura acrílica roja con purpurina (la compré en Tedi)
  • Pegamento cola de carpintero
  • Cinta de embalar
  • Papel de embalar negro (es resistente y barato)

Para la decoración final: 
  • Piñas navideñas (ya las tenía). Añadiré alguna más para poder intercalar las luces entre ellas y que dé sensación de brasas.
  • Luces rojas (ya las tenía pero son de Aki)
  • Guirnalda de estrellitas de Tedi (va a pilas)
  • Muñeco de Papá Noel pequeño (ya lo tenía)
  • Flores de Navidad artificiales (las trencé con rafia formando la guirnalda entorno a la chimenea. Ya las tenía pero es muy fácil encontrarlas. La rafia la compré en una floristería)

como construir una chimenea navideña

En primer lugar,  empecé por los pilares verticales (las cajas de los bricks de leche). Para cada columna utilicé dos cajas puestas en vertical que uní con cinta de embalar. En este caso no es necesario utilizar cola ni pegamento caliente porque con la cinta es más que suficiente para que queden unidas y no se muevan. Finalmente envolví los pilares en papel de embalar negro con cuidado para que las uniones queden para la parte de atrás. 
La horizontal encima de las columnas son 3 cajas de los lotes experto de Oriflame, que tienen un tamaño superchulo para esa parte. También nos valdrían las cajas de leche pero nos quedaría un poco más ancha. Para evitar que quedaran feos los remates de los laterales les puse una tapa del mismo papel que pegué con cola. 
La base de la chimenea es una caja grande de pañales de Mercadona que tenía, pero como era muy grande la corté en tres secciones, dejando la del medio sin utilizar. Así, la parte de arriba y la base de la caja las uní con cinta de embalar creando una base de unos 30×80 cm con una altura de unos 15 cm (aprox.) que forré con el papel negro. Al igual que en el caso anterior, rematé los lados con el mismo papel. 
Las estructuras las pegué con cola y reforcé por la parte de atrás con cinta de embalar, con la que también pegué la parte de atrás de la chimenea. 
Al tema de los ladrillos le dí bastantes vueltas. Quería algo con lo que me pudiera ayudar la mayor por lo que descarté comprar papel pintado o tipo aironfix. Al principio pensaba en hacer una plantilla y recortar los rectángulos en aironfix para que los pudiera pegar; pero me acordé de que tenía tarjetas de visita antiguas así que decidí darles uso. A lo tonto a lo tonto lleva más de 100 tarjetas que pintamos con una capa de pintura roja y otra de purpurina. Las pegamos a la chimenea con cinta de doble cara. (A mi peque le encanta la pintura y pegar pegatinas así que estuvo encantada con el tema de las tarjetas 🙂
Finalmente llegaron los toques decorativos, la guirnalda de estrellas, la de flores de Navidad, el Papá Noel colándose por la chimenea, las piñas y las luces imitando el fuego. 
Este año el árbol tocó decorarlo en tonos plateados aunque mantuvimos algún muñequito. Bueno, plata hasta que la mayor decidió que las letras de goma eva adhesivas quedaban super chulas en las bolas y las ramas del árbol 😉 Pero como la Navidad es de los niños, el árbol de este año quedó decorado a su gusto.
decoración árbol de navidad
¿Y tú ya has puesto la decoración de Navidad? ¿Qué es lo que sueles poner? ¿Cuándo la pones? ¡Cuéntame! Estaré encantada de leerte y responder a tus comentarios. Y si te ha gustado esta entrada te invito a compartirla. 

Regalos especiales III: Lifeed, la historia de tu bebé

Se acerca la Navidad y comenzamos a hacer listas. Listas de regalos, de cosas por hacer, comidas que preparar… Hoy, invito a mi compañera de la Red de Mujeres X el Mundo, Jessica del blog Jessca de Pa, a que ponga su granito de arena en esta sección de regalos para que podamos añadir uno más a la lista 😊
Como sabéis recientemente fui mamá por segunda vez por lo que estoy inmersa en el mundo de los bebés, conociendo nuevas mamás blogueras y tocando en este blog temas relacionados con la maternidad, aparte de los ya habituales.
En el post de Jessca de pa “La increíble historia de tu hijo contada por ti” podéis ver el regalo que nos propone para estas Navidades para los recién nacidos. Se trata de Lifeed, una aplicación para el móvil que viene preparada para regalar. ¿Qué nos permite esta app? Registrar los primeros momentos de nuestro hijo para poderle hacer un diario. 
Pero mejor que os lo cuente ella. Podéis leer el post aquí.
Lifeed
Foto cedida por Jesscadepa

Cómo salvé mi lactancia materna (vídeo)

Aunque en un primer momento en el post de hoy os pensaba hablar del parto, he querido cambiar el orden para hablar de lactancia materna aprovechando que estamos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra en 170 países del 1 al 7 de agosto. 
Desde el primer momento estaba convencida de que quería dar a mi hija lactancia materna exclusiva. Así que leí mucho sobre el tema, hablé con asesoras de lactancia y me di cuenta de porqué había fracasado mi primera lactancia
Ahora, llevo dos meses de lactancia materna exclusiva, durante los cuales no introduje ningún tipo de suplemento. Porque, en esta ocasión, sabía que el calostro era alimento suficiente para el recién nacido, que los primeros días siempre pierde peso (que debe haber recuperado y superado en la revisión de los quince días) y que el bebé NO mama “cada 3 horas”, como aún se sigue oyendo (de hecho, hoy me lo dijeron).  Pero no, ahora soy tajante, el bebé come a demanda, cuando lo pide. Y, ya de paso, les digo: no le dejo llorar y se duerme porteada a la espalda.  Y no, no se va a enmadrar 😉
A pesar de los esfuerzos de las asesoras de lactancia (os recomiendo la página de Alba Lactancia Materna) se continúan escuchando ciertos mitos que vienen de tiempo atrás: que si no tenemos suficiente leche, que si es aguada, que si las gotas de los primeros días no llegan, que si hay que establecer un horario para que el niño se vaya acostumbrando… Frases que cuando somos novatas nos las creemos, sobre todo cuando vienen de la familia, amigas o incluso del pediatra. Pero lo único que nos provocan son inseguridades y el abandono anticipado cuando la realidad es que solo un bajísimo porcentaje de mujeres padecen hipogalactia (que no producen leche). Incluso, es posible llegar a producir leche para amamantar a un niño adoptado con estimulación previa y constante. Requiere esfuerzo y dedicación, sí, pero es posible. 
Otro de los mitos son los medicamentos. Así como en el embarazo muchos medicamentos están contraindicados; a la hora de la lactancia son muchos menos. Incluso, algunos, nos sorprenderían; por lo que si tenéis dudas sobre algún medicamento concreto o incluso si cierta infusión es peligrosa para el bebé no dejéis de visitar la web www.e-lactancia.org.

Recomendación de la OMS sobre Lactancia Materna

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva (LME) durante los primeros 6 meses y con alimentación complementaria durante los primeros 2 años. Sin embargo, esto no quiere decir que no se pueda prolongar la lactancia durante varios años más si así lo desea tanto la mamá como el niño. Es decisión de cada una y nadie se debe de meter en esa decisión. Aunque, por desgracia, la legislación laboral española no facilita seguir las recomendaciones de la OMS ya que el permiso de maternidad solo dura 16 semanas por lo que muchas lactancias exclusivas finalizan por esas fechas.

Mi experiencia personal

En mi primera lactancia tuve que introducir suplemento desde el primer momento porque parecía que la leche no le llegaba y no subía bien de peso. Por aquel entonces no me planteé nada más pero ahora sé que, quizá, no hubiera suficiente estimulación lo que me provocó tanto la congestión del pecho como la retirada de la leche antes de tiempo.
Ahora, a pesar de las dificultades (grietas, pezones sangrantes, pinchazos entre tomas…) conseguí salir adelante no sin probar unos cuantos remedios e incluso de llamar al 061 (os lo cuento en el vídeo).
Probé la lanolina (Purelan), vitamina E (aceite Vea), los protectores de pezón para que no me rozara la ropa pero que se me clavaban cuando el pecho se me llenaba de leche, las pezoneras… ¡hasta probióticos! Concretamente, Lactanza del que sigo tomando en la actualidad una cápsula al día después de un tratamiento de choque de una semana con 3 cápsulas al día.
Y sí, ahora puedo decir que la lactancia materna no duele (ni siquiera el enganche).

Pero si queréis saber cómo salvé mi lactancia materna no os perdáis este vídeo.

¿Qué me pongo para un bautizo? Outfit para un Bautizo o un Baby Shower

Cuando fue la Primera Comunión de la hija de Paula Echevarría y David Bustamante, todos los flashes se fijaron en el outfit de la madre para tal evento. Que si iba bien, que si no, que si quitaba protagonismo a la niña en “su día”… Personalmente, no me pareció, para nada, un look adecuado para la ocasión. Esto me llevó a meditar sobre los outfit para otras celebraciones religiosas, más allá de la bodas, y en este caso, los bautizos.

¿Qué me pongo para un bautizo? 

Cuando hablamos de bautizo estamos hablando exclusivamente de la celebración religiosa pero el outfit que os presento podría encajar perfectamente para un Baby Shower o una celebración civil, un bautizo civil, un tipo de evento que, sí bien no está muy generalizado, poco a poco va ganando adeptos. Es como una presentación en sociedad del bebé, la celebración del cumpleaños cero.
Los bautizos se suelen celebrar en el tercer mes de vida de bebé y, si estamos dando lactancia materna (lo recomendable), es algo que debemos de tener en cuenta porque puede condicionar todo nuestro estilismo.
He visto propuestas de looks para bautizo con vestidos monísimos pero que, para nada, podría ponerse una madre lactante y, de hecho, en grupos de lactancia es muchas veces criticado. Por ello, desde este post he querido dar una alternativa y responder a la tan manida pregunta ¿Qué me pongo para un bautizo? ¿Y que sea lowcost?

¿Qué me pongo para un bautizo? Outfit para un bautizo
Mi apuesta para un bautizo lowcost pasa por básicos y prendas que podamos reutilizar después; y, sobre todo, por conjuntos de dos piezas por el tema de la lactancia.
En este caso mi propuesta es un pantalón negro culotte. Este de Asos (25€) lleva una lazada en la cintura pero hay muchísimos modelos, unos más de vestir que otros. Para el evento que nos ocupa apostaría por una tela de calidad, con buena caída. También podríamos optar por un pantalón Palazzo. Y si en el futuro queremos aprovechar el pantalón para darle un aire más sport podemos combinarlo con unas sneakers.
En cuanto a la parte de arriba, una camiseta con volantes en las mangas (39€ de rebajas) de Adolfo Domínguez (la hay en dos tonos, en blanco y en rosa pero opté por el blanco a pesar de los complementos). 
La sandalias en rosa son de Merkal, marca Mustang (29,99€ de rebaja) mientras que el bolso cartera con bandolera de Marypaz (13,99€ de rebajas). 
Complementaría el look con un maquillaje natural y labios nude. El labial que propongo es el tono Dusky Nude (Cód. 22744) de la línea Jewel de Giordani Gold de Oriflame. A 12,95€ precio rebajado.
Y como los olores son muy importantes, mi propuesta es un perfume sutil, dulce pero no empalagoso, el Love Potion Secrets de Oriflame con chocolate blanco y fresa blanca. El precio sin rebaja son 39€ pero es fácil poderlo comprar rebajado.
Los pendientes y el collar son también de Oriflame, concretamente el modelo Earthed. Comentar que los pendientes del outfit solo son una de las 8 combinaciones posibles, ya que vienen para poderlos poner largos con piedra brillante o color oro, por 9,95€. El collar Earthed es de 15,95 €.
 Comprar en Oriflame

La bolsa para el hospital. ¿Qué me llevo para dar a luz? (vídeo)

¡Hola!
Se acerca la fecha de ingreso y tenemos un montón de dudas sobre qué llevarnos al hospital para dar a luz. Dependerá en gran medida si el hospital es público o privado y de nuestras preferencias que habremos señalado en el plan de parto. Desde hace unos tres años, en Galicia, se nos ofrece a las embarazadas indicar cómo nos gustaría que fuese nuestro parto en un documento que se llama “Plan de Parto”. Entre las preferencias está usar la ropa del hospital o no.

En el siguiente vídeo os cuento lo que yo me llevo al hospital. En mi caso, se trata de un hospital público y esta es mi segunda vez, así que pequeños “errores” que tuve la primera vez, ahora los solventaré 😉 Entre esos errores fue llevar muy pocas toallitas para la peque. ¡Aluciné con la cantidad de cambios de pañales de un bebé! Y mi primer pensamiento fue: ¡Menos mal que me pilla en el hospital! Así que si vais a dar a luz en un hospital privado, tened en cuenta que necesitaréis unos cuantos pañales, toallitas y ropita para el bebé.

A continuación, mi selección para la pequeña Mela:

En el caso de las mamás, algo que no comento en el vídeo pero que me parece útil es llevar un gorro de ducha. Aunque generalmente puedes manejar la manguera de la ducha con la mano quizás quieras darte una ducha (para aliviar contracciones, por ejemplo) sin tener que mojarte el pelo.

También os recomiendo llevar sujetadores de lactancia (seguro que ya los estás utilizando) porque serán de gran alivio para dormir con la subida de leche.

Y aquí en el vídeo os comento más y alguna que otra reflexión 🙂

¿Qué es lo que consideras imprescindible para el hospital? Déjame tus comentarios que me encanta leerlos y si ves interesante este post te invito a compartirlo.

 Comprar Oriflame

Cambios en la piel y el pelo durante el embarazo. ¿Y en el postparto?

El embarazo trae consigo una revolución hormonal que se manifiesta no solo en el interior, sino en el exterior. Nuestra piel y pelo cambian desde el primer momento para adaptarse a la nueva situación y solemos lucir, en general mejor aspecto.
¿Pero qué cambios experimenta la piel y el pelo durante el embarazo? ¿Tenemos que adaptar nuestra cosmética durante estos meses? ¿Qué cosméticos podemos utilizar y cuáles estarían contraindicados? En este post hablaremos de todo ello y mucho más, tanto desde el punto de vista profesional como en primera persona, porque actualmente estoy viviendo todos esos cambios.
Sí, la barriga de las fotos es la mía, con 31 semanas, embarazada de mi segunda niña ¡Ya en el tercer trimestre. No queda nada para el final! 😉 
Cambios en la piel y el pelo durante el embarazo A Ponernos Guapas

Estrías

Cuando hablamos de embarazo irremediablemente nos vienen a la mente las temidas estrías. ¿Podemos evitarlas? Responderé a la gallega, ¡depende! Lamentablemente la genética tiene mucho que decir y hay personas más propensas a tenerlas que otras.

Sin embargo, no todo está perdido. Es posible tener una barriga sin rastro de estrías siempre y cuando llevemos a cabo una serie de medidas de forma constante. El objetivo es lograr que la piel sea lo más elástica posible, para que al crecer, las fibras internas (fibras colágenas, elásticas y reticulares) no se rompan y se acaben convirtiendo en las estrías. Al principio tendrán un tono amoratado y finalmente se volverán blancas.

Para lograr esta elasticidad es muy importante nutrir e hidratar la piel. Así que nos debemos aplicar dos veces al día (por la mañana y la noche) cremas nutritivas y aceites para lograr mayor flexibilidad y elasticidad en la piel. Más abajo os enseño los que utilizo yo y porqué son varios.

En mi caso, las estrías que tengo proceden de mi época adolescente (no de mi primer embarazo) cuando lo de utilizar cremas se limitada a la crema solar en verano. Tanto es así que mis piernas llegaban a la playa como si fueran un embalse sin agua. Creo que ya os estáis haciendo a la idea de cómo eran. Pero eso fue, hace mucho, mucho tiempo 😉 Ahora he descubierto los beneficios de la hidratación y quiero también transmitirlos. He llegado a ver pieles de unos 30 años que parecían tener 90 y que pedían a gritos agua; y no quiero que eso os pase a vosotras.

Picor en la piel 

Durante el embarazo son habituales los picores en la piel. ¡Ojo! no estoy hablando de picores generalizados por todo el cuerpo que podrían indicar otro tipo de problema como la colestasis gravídica que debería de ser objeto de consulta médica. No, estoy hablando de un picor puntual; por ejemplo, en la barriga o en el pecho.

Este tipo de picores generalmente nos están indicando que la piel se está estirando por lo que es interesante “ayudarla” haciendo un aporte extra de hidratación en forma de crema o aceite.

Además, si os rociáis previamente con agua termal como la de Avène notaréis una gran alivio.

En mi primer embarazo experimenté el picor en los pies durante el último trimestre, tanto era así, que no me dejaba dormir; sin embargo, en este segundo, se concentró durante el primer trimestre y tenía que andar descalza en pleno invierno (en casa, obviamente) porque el frío me aliviaba bastante. A ellos, tengo que sumar, por supuesto, los picores de barriga y de pecho. 

Manchas (Cloasma)

Las manchas en la piel son habituales durante el embarazo debido a un incremento de los estrógenos que provoca también un aumento en la producción de melanina, la causante de que nos pongamos morenos pero también de la hiperpigmentación y de la conocida como máscara del embarazo (cloasma).

Al margen de ello, es normal que se nos oscurezcan ciertas zonas como los pezones, la vulva o aparezca la línea nigra. Dice la sabiduría popular que si aparece del ombligo para abajo va a ser niña (en mi caso, casualidad o no, así es) y si se extiende también hacia arriba, niño. No sé si alguna nos lo puede corroborar 🙂

Generalmente la pigmentación vuelve a su estado normal después del embarazo aunque, a veces, las manchas de la cara permanecen durante más tiempo. Por ello, mi consejo es evitar que nos salgan utilizando filtros solares, sombreros, etc.  Mi recomendación sería el fluido de alta protección SPF 50 Novage (Cód. 34143)

Acné

En general, durante el embarazo, se nos ve mejor aspecto, nuestra piel y nuestro pelo están más saneados y más fuertes y esto atiende también a las imperfecciones de la piel con las que solemos lidiar cuando no tenemos esta “sobredosis de hormonas”.

Así, nos podemos encontrar que una piel que tenía acné antes del embarazo no lo tenga en estado de gestación (mi caso) y viceversa.

Si somos de las que tenemos que lidiar con los dichosos granitos, evitaremos los productos que contengan ácido salicílico pues está contraindicado durante el embarazo. Sin embargo, sí podremos utilizar cosméticos específicos para piel grasa más naturales, como los que contiene aceite de árbol de té. Por ejemplo, la línea de Love Nature de Oriflame con Árbol de Té.

Cosméticos durante el embarazo A Ponernos Guapas

¿Y qué productos cosméticos son los que yo estoy utilizando durante estos 9 meses?

En primer lugar, comentaros que he cambiado de crema facial. Como sabéis mi rutina facial era con Ecollagen; ya os lo había comentado en el post de Mi rutina de cuidado facial Ecollagen (vídeo). Sin embargo, ahora tengo la piel más seca así que me he pasado a la Novage Ultimate Lift (Cód. 31540), aunque sigo manteniendo la limpiadora en gel y el tónico de Ecollagen porque me encanta la sensación de limpieza que me deja.

En cuanto a los aceites, éstos los utilizo para la barriga porque la piel de la cara aunque está más seca que antes del embarazo no noto que necesite tanta hidratación, ¡excepto los labios! Siempre he sido de labios secos, pero ahora los tengo supersecos, así que combino el exfoliante de micropartículas de Novage (Cód. 32645) con la Crema Universal (Cód. 1276) pero también con el aceite de Jojoba o el aceite facial de Ecobeauty (con extracto de algodón y aceite de Argán) (Cód. 32201). Ambos aceites son orgánicos y extraídos por prensado, sin parabenos.

En la barriga, suelo utilizar los aceites por la noche, ambos tienen vitamina E y ayudan a restaurar los niveles de hidratación. Dependiendo del día, utilizo uno u otro y voy combinando porque me gustan los dos 🙂 Para aplicarlos, primero los caliento con las manos y después doy masajes circulares hasta su completa absorción.

Cosméticos en el embarazo Oriflame A Ponernos Guapas

Durante el día utilizo las cremas, cuya textura podéis ver en la foto que está a continuación. A lo largo del embarazo he ido alternando dependiendo de las necesidades de la piel. Os cuento:

Comencé con la crema corporal Milk and Honey, uno de mis básicos desde que la conozco, y de la que os he hablando en varios post como en Cómo preparar la piel para el verano. En este post, por cierto, también veréis cómo aplicar un autobronceador, cuál es mi exfoliante corporal favorito de Oriflame o si se pueden utilizar los filtros solares… ¿de un año para otro? Vamos, que ¡no os lo podéis perder! 😉

La Milk and Honey se absorbe superbien, no es nada pringosa y deja la piel muy hidratada; pero a medida que iba creciendo la barriga veía que necesitaba un extra, y no porque la piel no se viera hidratada y flexible sino porque veía la barriga tan grande que quise añadir un extra de nutrición, así que me pasé al body milk de Happy Skin para piel extra seca que lleva aceites de calabaza, linaza y sésamo y a la manteca nutritiva con aceite de almendras Swedish Spa. Esta última generalmente la utilizo cuando la piel me pica, síntoma de que la piel se está estirando, porque es súper untuosa o por las noches, cuando no utilizo los aceites. Si la probáis, os enamorará el olor tanto como a mí, ¡estoy segura!

Como podéis ver en la foto la textura de cada uno de los productos es completamente diferente por lo que se complementan muy bien todos los productos.

Cosmética en el embarazo Oriflame A Ponernos Guapas

Por cierto, si quieres comprar aceite de jojoba puedes hacerlo en Amazon directamente a Eden’s Semilla con mi enlace de afiliada pinchando en la foto de ahí abajo 😉

CAMBIOS DURANTE EL POSTPARTO

Cambios durante el postparto

Llega el día D, el del parto, y todas las hormonas se vuelven a revolucionar, volviendo poco a poco a la normalidad; eso sí, no sin cambios de humor ¡aviso a navegantes!

Generalmente los problemas que tuvimos en la piel van desapareciendo pero, a veces, tendremos que aportar alguna ayuda extra. aunque nuestra principal preocupación suele ser el pelo.

¡Se me cae el pelo!

Después del embarazo de la mayor, en un taller de belleza me preguntaron: ¿Y cómo sabes que estás perdiendo más pelo? Mi respuesta fue: ¡Porque se me atasca el desagüe de la ducha!

Y es que el cambio es brutal. Después de meses sin apenas pérdida de cabellos (es normal que caigan unos 100 – 150 pelos al día sin estar embarazada, aunque durante el periodo de gestación se pierden menos), el puerperio trae consigo la regulación y todos esos pelos que no se cayeron en su día se empiezan a desprender y parece que todos juntos. A mí me gusta poner el símil de las trenzas: imaginaros que os hacéis trencitas en todo el pelo y os pasáis un tiempo con ellas. Evidentemente no os cae el pelo, pero cuando os las sacáis… ¡parece que tenéis para una peluca! Pues durante el embarazo ocurre lo mismo.

Y aunque todo acaba volviendo a la normalidad, podemos ayudarnos con complejos de vitaminas y minerales, como el complejo nutritivo para cabello y uñas de Wellness by Oriflame (Cód. 28507). También es aconsejable este producto de cara al otoño y a la primavera.

Postparto Se me cae el pelo Complejo nutritivo cabello y uñas Oriflame

¡Me han salido manchas!

La famosa máscara de embarazada es otra de las preocupaciones que nos quedan respecto a nuestra piel. Por lo general, las manchas van desapareciendo con el tiempo aunque en ocasiones son un poco más reacias a marcharse y necesitan de tratamiento médico. No obstante, antes de llegar a ese punto, yo optaría por los productos cosméticos que tenemos a nuestro alcance para despedirnos de ellas.

Mi recomendación es seguir una rutina de cuidado facial un poco más exhaustiva y utilizar productos que lleven ácido glicólico porque nos van a ayudar a exfoliar suavemente nuestra piel. Así ocurre con el tónico revitalizante de Novage (Cód. 32128) _antes, utilizar la limpiadora, por supuesto_. Una vez a la semana, como mínimo (si tenemos la piel normal, si es grasa puede ser más a menudo y si es sensible, menos) utilizar el exfoliante de Novage (Cód. 32645) con micropartículas que hace una microexfoliación que ayuda a ir eliminando las células muertas y a dar luminosidad a la piel al tiempo que reduce los poros.

Y como tratamiento contra las manchas, la linea Optimals Anti – Manchas Even Out, que cuenta con loción (si nuestra piel es más grasa) y con crema (para pieles normales, mixtas y secas). No obstante, al margen de que estas cremas específicas llevan ya protección solar os recomiendo incrementar el grado de protección con un filtro solar a mayores si os encontráis en sitios de mucho sol o en verano.

¡Necesito firmeza!

Y el tercer caballo de batalla del postparto es la firmeza. Yo siempre digo que si has tardado 9 meses en llegar al punto actual, no pretendas que en un mes vuelva todo a ser lo que era. Y sí, se sale del hospital como si estuvieras todavía embarazada de ¡5 meses! 😉 . ¡Date tu tiempo! Evidentemente la genética ayuda y tampoco es lo mismo engordar 12 kilos en el embarazo que 23, así que no te obsesiones.

Junto con el ejercicio, también hay productos de Oriflame que van a ser nuestros mejores aliados:

  • Gel Tonificante para Abdomen y Pecho de Optimals (Cód. 31983)
  • Loción Reafirmante con Péptidos Naturales de Optimals (Cód. 31314)

También, durante el embarazo y debido a la retención de líquidos, en muchas mujeres aparece celutitis. Un problema que suele corregirse una vez que damos a luz aunque también podemos ayudarnos de productos como el Anticelulítico de Optimals (Cód. 31317). Lleva un aplicador en roll-on con tres bolitas que nos ayuda a masajear la zona al mismo tiempo que aplicamos el producto. ¡Ojo! No te olvides de cerrar la salida de producto antes de ponerte con el masaje si no quieres que te dure solo una aplicación 😉

¡Oh, estrías!

¿Y qué pasa si nos han salido estrías? Como vimos al principio, la genética y la constancia tiene mucho ve que en la aparición de las estrías. De hecho, al 70% de las mujeres les salen durante el embarazo.

Si aún están rojas/moradas quiere decir que aún hay circulación sanguínea en el zona por lo que podremos hacer algo para eliminarlas. El aceite de rosa mosqueta es un gran regenerador de la piel por lo que te ayudará a ir eliminando las estrías. Y si tienes cicatriz de cesárea, una vez te cure la herida, también puedes utilizarlo para ir disimulando la cicatriz. Los resultados no se ven de un día para otro, pero pasados unos meses apreciarás la mejoría tanto en las estrías como en las cicatrices.

Si las estrías ya son blancas, malas noticias; no te queda otra que aprender  a convivir con ellas.


¿Has llegado hasta aquí? ¡Enhorabuena! ¡Gracias por leer esta macroentrada! Y ahora, cuéntame tú, ¿cómo estás viviendo los cambios del embarazo? ¿Qué es lo que más te preocupa estéticamente hablando? 

¡Espero tus comentarios! Me encanta leerlos y contestarlos 🙂

Comprar cosméticos Oriflame